Hooligan

El Atlético de Madrid reacciona en su grupo con otra remontada

Por Redacción

El Atlético de Madrid batió este miércoles por 3-2 al Feyenoord en la jornada 2 de la Liga de Campeones, gracias a un doblete de Álvaro Morata y a otro gol de Antoine Griezmann, que neutralizaron el acierto del cuadro de Róterdam y que además enderezaron el rumbo de los madrileños en el Grupo E, tras su anterior empate contra la SS Lazio.

Eso sí, hubo dominio inicial del Feyenoord, que cristalizó en el temprano 0-1 de Mario Hermoso en propia puerta, debido a una carambola. Quinten Timber había filtrado un buen pase a la espalda de los centrales colchoneros, para que su compañero Ayase Ueda lo aprovechase con un fuerte disparo que repelió el guardameta Jan Oblak, cuyo rechace golpeó en Hermoso y la pelota acabó en el fondo de las mallas.

Casi de inmediato, Ramiz Zerrouki merodeó el 0-2 con un derechazo lejanísimo y que sorprendió a Oblak fuera de sitio. Pese a ello, pese al infortunio del gol y pese al ánimo del grupo de aficionados visitantes, muy numeroso y sonoro, el cuadro local no se desconectó y logró el empate por mediación de Álvaro Morata antes de alcanzar el cuarto de hora.

Fue con incertidumbre, ya que el árbitro corrigió un fuera de juego pitado en el ataque colchonero. Un pase profundo de Rodrigo de Paul se coló entre líneas defensivas del Feyenoord y su destino era Saúl Ñíguez, escorado a la izquierda; el zaguero Mats Wieffer cortó la trayectoria, pero la pelota cayó a pies de Morata y este marcó por abajo.

El ‘trencilla’ francés François Letexier, a instancias de su juez de línea, decretó un fuera de juego que luego desmintió la repetición televisiva del VAR; Saúl sí estaba adelantado, pero no intervino, mientras que Morata estaba bien posicionado y supo sacar tajada con un tiro raso para batir a Timon Wellenreuther.

En otro destartalado acercamiento al área visitante, Saúl volvió a aparecer como improvisado mediapunta y creó mucho peligro; se cruzó de izquierda a derecha a la espalda de un defensa, sorteó la salida de Wellenreuther y, con un control mal amortiguado envió sin querer el balón a la cepa del poste.

No obstante, los pupilos de Arne Slot sí que golpearon de nuevo. Pasada la media hora, una falta lejana botada al área de Oblak llegó al segundo palo, donde el central David Hancko se zafó del marcaje de César Azpilicueta hasta rematar a bocajarro; aunque el arquero esloveno salvó de milagro en primera instancia, el propio Hancko marcó el 1-2 en su rechace.

Sí que acusó el Atlético ese segundo tanto, e incluso estuvo muy cerca de encajar otro a raíz de un córner instantes después. El otro central del Feyenoord, el austriaco Gernot Trauner, mandó fuera un zurdazo dentro del área y que habría significado, en caso de embocar a gol, un varapalo para los pupilos de Diego Pablo Simeone.

Solo un tiro de Samu Lino, raso aunque desviado, despertó al conjunto rojiblanco de su momentáneo letargo. Eso sí, la remontada liguera al Cádiz CF (3-2) estaba aún fresca en la memoria de los futbolistas y también de las gradas del estadio Cívitas Metropolitano. Así que los del ‘Cholo’ Simeone apretaron con convicción, logrando botín justo antes del descanso.

En el último de los tres minutos añadidos por Letexier, el Atlético sacó un córner que sobrepasó las cabezas de todos en el área. Lino domó la pelota en la frontal con el pie diestro, recortó hacia dentro para deshacerse de un adversario y disparó con la zurda; tras un rebote y un mal despeje, Antoine Griezmann ejecutó una pseudochilena y anotó el 2-2.

FULGURANTE REGRESO DE VESTUARIOS

Nada más arrancar la segunda mitad, otra vez, los de Simeone pillaron desprevenido a su rival. Igual que frente al Real Madrid y contra el Cádiz en recientes partidos ligueros, el Atlético vio puerta y de nuevo Morata puso la rúbrica. Agazapado entre los centrales, el ’19’ colchonero emergió con un remate de zurda a un preciso centro de Nahuel Molina desde la banda derecha.

Respondió el equipo neerlandés con varias jugadas a balón parado, pero sin fructificar. Al menos la entrada al campo de Yankuba Minteh, en el minuto 60, espoleó a sus compañeros; así, el ariete gambiano hilvanó una ofensiva que siguió con un pase de Timber a Stengs, quien entró en el área local, pero que estrelló su lanzamiento en el brazo de Oblak.

Algo más tarde, Igor Paixão lo intentó desde línea de tres cuartos con un potente derechazo que se marchó alto. Desengrasó Hermoso en favor del Atlético, merced a un tiro desde el centro del campo y que no sorprendió a Wellenreuther. Después de que Simeone y Slot movieran alguna pieza de sus banquillos, Paixão probó suerte otra vez con un tiro a pie cambiado desde la esquina izquierda del área local.

Minteh tuvo una ocasión clarísima para empatar en el 72′, tras una mala circulación de balón colchonera y que propició una internada del gambiano. Oblak apareció salvador con otra parada, acumulando unas cuantas a esas alturas de partido. El Feyenoord no desistió, pero los cambios introducidos por el ‘Cholo’ templaron algo los ánimos.

Quedó el último arreón de los visitantes, con otra gran parada de Oblak incluida y con los fantasmas de Roma sobrevolando la mente del Cívitas Metropolitano. En un par de jugadas a balón parado, el portero rival había subido a rematar, pero en esta ocasión no hubo cabezazo alguno del momentáneo ‘imitador’ de Ivan Provedel.

Esta sufrida victoria situó al Atlético con cuatro puntos en la cúspide del Grupo E y dejó al equipo neerlandés con tres puntos, quedando ambos a expensas de lo que hagan Celtic y Lazio en su duelo de esta jornada 2. La siguiente cita colchonera en esta Liga de Campeones será el próximo 25 de octubre (21.00), visitando al club verde de Glasgow.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: ATLÉTICO DE MADRID, 3 – FEYENOORD, 2 (2-2, al descanso).

–ALINEACIONES.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Molina (Riquelme, min.79), Azpilicueta, Witsel, Hermoso, Lino (Galán, min.62); Saúl, Koke, De Paul (Llorente, min.46); Griezmann (Correa, min.79) y Morata (Kostis, min.90+4).

FEYENOORD: Wellenreuther; Geertruida, Trauner (Nieuwkoop, min.74), Hancko, Hartman; Wieffer (Lingr, min.74), Zerrouki (Jahanbakhsh, min.79), Timber; Stengs, Paixão y Ueda (Minteh, min.60).

–GOLES.

0-1, min.7: Hermoso (pp).

1-1, min.14: Morata.

1-2, min.34: Hancko.

2-2, min.45+4: Griezmann.

3-2, min.47: Morata.

–ÁRBITRO: François Letexier (FRA). Amonestó con tarjeta amarilla a Azpilicueta (min.33), Saúl (min.41), Morata (min.45+1) y Lino (min.56) en el Atlético de Madrid, y a Stengs (min.53) en el Feyenoord.

–ESTADIO: Cívitas Metropolitano, 61.742 espectadores.